UN DÍA DE ESTOS

UN DÍA DE ESTOS
November 9, 2018 Hanica Quintero
In WOMAN WHO WORK

Todos los días nos saturamos de información y cosas por hacer, en mi caso, los días pesados son cuando se acerca el fin de semana. Y es que entre ser mamá de un adolescente y una muñeca de 4, tener mi propia empresa y tratar de cumplir con lo diario, se complica. No me lo tomen a mal, no me estoy quejando, al contrario, agradezco todos los días por lo que tengo. Soy afortunada de tener a la vista el crecimiento de mis hijos, mientras combino mi trabajo. 

Estas últimas semanas he sentido un desgaste emocional, un cansancio y desilusión por situaciones ajenas a mi persona. De repente se me ha ido un poco la creatividad, incluso en cosas tan sencillas como qué ponerme o qué comer. 

Pero, a ver. No soy el tipo de personas que se tiran al suelo o se hacen las víctimas, no me clavo. Trabajo mucho en quitarme los pensamientos desgastantes, me aplico y la verdad es que sí se me pasa rápido. No está mal sentirse agotada de repente, somos humanos, sentimos, estamos vivos. Que si ¿cómo le hago? Tengo muchos motivos, como arriba les digo, para sentirme afortunada y uno de esos, el más importante es que estoy viva, estoy sana y mi familia también lo está. Me asomo al cuarto de mis hijos mientras ellos duermen y me da una tranquilidad ver y escuchar la respiración de cada uno. Otro motivo es que me encanta mi trabajo, me gusta lo que hago y sobre todo los retos que tomamos y al final, ver el resultado con éxito, me llena.

A lo que voy, es que si en algún momento sientes que todo se complica, deténte un poco y ponte a pensar en todas las cosas buenas que están a tu alrededor. Las más simples, son las más importantes… 

En fin, se siente bonito escribirlo y dejarlo ir.

HQ

Comments (0)

Leave a reply

Your email address will not be published.